May 24

Viuda desahucia a su hijo de la casa de la que es heredero.

El causante, como en muchas otras ocasiones, otorgó testamento, nombrando a sus hijos herederos universales y a su viuda usufructuaria vitalicia universal de la herencia.

La viuda, acudió a los tribunales demandando por precario a su hijo y solicitando que se ordenara su desahucio de la vivienda que el padre le había dejado en herencia.

El Juzgado de Primera Instancia desestimó íntegramente la demanda, al considerar que la sociedad de gananciales entre la denunciante y su marido no había sido liquidada y por lo tanto no había habido todavía partición de la herencia.

Sin embargo, la Audiencia Provincial falló en favor de la demandante, al entender que la casa formaba parte de una sociedad de gananciales entre la demandante y el viudo, además de ser usufructuario por testamento de la mitad de la misma. El hijo no tenía ningún título sobre la propiedad, por lo que se encontraba en una situación de posesión en precario.

El demandado interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Fue desestimado, ya que como motivo comparó su situación a una de desahucio por precario entre coherederos.

Sin embargo, el Tribunal Supremo entendió que en este caso no se puede aplicar la misma doctrina, ya que como indicó la Audiencia Provincial, estamos ante un legado totalmente válido en favor de la madre, por lo que ostenta todos los derechos sobre el bien.

STS 839/2013.