ago 31

Sigue aumentando el número de renuncias a herencias.

Las renuncias a herencias por parte de los herederos sigue aumentando año a año.

Esto se desprende de los últimos datos oficiales, que recogen que en el año 2017 los españoles renunciaron al 10% de las herencias a las que tenían derecho.

El total de trámites de herencias en 2017 fue de poco más de 400.000, lo que nos da una idea de la gran cantidad de personas que renunciaron en este período.

La principal causa según datos recogidos sigue siendo que las familias no tienen medios para aceptar las herencias, ya que recordemos que una vez aceptada los herederos tienen un período de seis meses para pagar el impuesto de sucesiones y donaciones, y como en muchas ocasiones las herencias incluyen bienes inmuebles, los herederos deben pagar según el valor catastral, casi siempre superior al valor real de mercado.

Recordemos que en España el impuesto de sucesiones y donaciones difiere según comunidad autónoma y grado de parentesco con el fallecido, pudiendo ser éste del uno por ciento hasta un máximo contemplado del ochenta por ciento.

Desde que empezó la crisis en el año 2007, las renuncias a herencias han subido casi un 300%.

Además del pago de impuestos antes indicado, otra causa es que hay herencias que se otorgan con deudas, asñi como que el poder adquisitivo de los herederos ha disminuido.

Las comunidades autónomas están empezando a intentar rebajar estas cifras, aplicando deducciones al impuesto de sucesiones y donaciones.