may 26

Diferencias del impuesto de sucesiones entre países y entre comunidades autónomas.

Como ya hemos explicado anteriormente, dependiendo de la comunidad autónoma en que resida una persona el impuesto de sucesiones que tendrán que abonar sus herederos es muy diferente.

Esto es así porque el impuesto de sucesiones es de competencia autonómica, por lo que unas comunidades aplican unas bonificaciones mayores que otras, siendo por ejemplo en Madrid del 99% en el caso de sucesiones de padres a hijos, mientras que en Andalucía, sin embargo, ese mismo heredero deberá pagar un 20,5% de la herencia a Hacienda.

Como consecuencia, desde hace años hay quejas por parte de los residentes de las comunidades autónomas con mayor gravamen alegando desigualdad, y promesas de diferentes partidos políticos de solventar estas diferencias.

Estas diferencias en el impuesto de sucesiones también se dan entre países, incluso dentro de la Unión Europea.

Así, en el caso de Estados Unidos el impuesto rondará el 27%, lo que hace que sea uno de los países con mayor carga impositiva en la sucesión.

Tras analizar los impuestos que deben pagar los herederos de una empresa familiar, se ven claras diferencias dependiendo del país, desde un impuesto superior al 30%, como por ejemplo pasa en España, hasta menos del 10%.

Sin embargo, esta diferencia impositiva entre países se iguala al aplicar exenciones fiscales, pagando al final los herederos entre un 1 % y un 9’5 % dependiendo del país.

Los países europeos con mayor carga impositiva en la herencia de empresas de padres a hijos son Grecia y Francia.

Un ejemplo de diferencias en este impuesto fuera de la Unión Europea lo vemos de nuevo en EEUU, que también variará mucho dependiendo del estado donde esté la empresa.