Aug 26

Compensación al heredero por las vacaciones no disfrutadas por el difunto.

Cuando la persona fallece, lo normal es que los herederos reciban el caudal hereditario que consta en el testamento otorgado o a falta de este se haga un inventario de los bienes del difunto para proceder a su reparto.

Sin embargo, lo normal es que no se tenga en cuenta, muchas veces por falta de conocimiento, los días de vacaciones que le correspondían al causante en su relación laboral.

La compensación por estos días de vacaciones no disfrutados por el causante pueden ser exigidos a su empresa.

Esto se desprende de las conclusiones del Abogado General de la Unión Europea.

Estas conclusiones fueron el resultado de la solicitud por parte de dos viudas alemanas a las empresas de sus maridos fallecidos para que fuesen compensadas por las vacaciones no disfrutadas por sus maridos.

Las dos empresas se negaron, siendo uno de los maridos funcionario y el otro trabajando para una empresa privada.

En la legislación alemana el derecho a vacaciones se extingue por fallecimiento.

El Tribunal Supremo Laboral alemán pidió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que interpretara la directiva sobre el tiempo de trabajo y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que establecen el derecho de todo trabajador a unas vacaciones anuales retribuidas.

El Abogado General de la Unión Europea dijo que el artículo 31 apartado 2 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea establece un mínimo de cuatro semanas anuales retribuidas y que si un trabajador por razones ajenas a su voluntad no las había disfrutado tenía derecho a compensación.

Por ello entendió que los herederos tenían derecho a ser compensados por los días de vacaciones no disfrutados por el causante por su fallecimiento, y que acorde a otras sentencias del TJUE (sentencia Bollacke) los estados no pueden oponerse a cumplirlo, aunque tengan normativas que digan los contrario.