Aug 29

Aumento de las herencias en vida.

La “herencia en vida” consiste en repartir entre los herederos total o parcialmente la herencia antes del fallecimiento.

Estos bienes tributarán con los mismo impuestos que si el causante hubiese fallecido y se tratase de una herencia.

Según el Colegio de Notarios, estos pactos en vida aumentan cada año, achacándolo a varios motivos.

Es normal que en estos pactos el testador incluya clausulas de usufructo, por ejemplo, el usufructo vitalicio de su vivienda.

Entre los motivos para proceder a estos pactos en vida, evitar disputas entre los herederos en el reparto de los bienes cuando fallezca el causante, suele ser la causa habitual.

Al haber dejado todo repartido los herederos tendrán que aceptar lo que se les ha asignado a cada uno, sin tener posibilidad de reclamar (salvo que se haya incumplido la legítima).

Además, estos pactos también son usados por el causante para “premiar” a alguno de sus herederos o para “castigar”, por ejemplo en caso de haber sido asistido o no cuando ha sufrido alguna enfermedad.

Como hemos mostrado en numerosas ocasiones, es importante otorgar testamento para evitar conflictos entre los herederos cuando se proceda al reparto de la herencia, que numerosas veces acaban en tribunales.

Estas herencias en vida, son otra forma que tiene el causante de asegurarse que no haya conflicto entre sus herederos.